Página principal Por las rutas de montaña Estas montañas se conocen desde el agua y desde las cimas

Estas montañas se conocen desde el agua y desde las cimas

Los Pienines son una pequeña cadena de montañas de unos 35 km de longitud. Los historiadores creen que el „quipu” – escritura de los incas a base de nudos – que se halla escondido en el viejo castillo de Niedzica puede contener la solución al misterio del legendario tesoro de este pueblo. Los Pienines fascinan por la fabulosa garganta del Dunajec. Descendiendo por este río de montaña, desde la localidad de Sromowce-Katy hasta Szczawnica-Nizne, en balsa o en kajak, entre los abundantes rápidos y las paredes rocosas de cientos de metros de altura, se experimenta una inolvidable aventura. Recorriendo a pie las rutas de los Pienines, desde Szczawnica hasta Czorsztyn, se pueden admirar desde las cimas del Sokolica, Trzy Korony y desde el castillo de Czorsztyn la subida del caudal del río Dunajec, al estrecharse su cauce, y una amplia panorámica de los Pienines. En estos montes es obligado visitar los numerosos barrancos de los Pequeños Pienines, con el más bello de éstos: Homole, la localidad de Szczawnica, famosa por sus aguas medicinales, y Kroscienko, donde se encuentra la sede del Parque Nacional de los Pienines.

El itinerario de cinco días de duración, de un nivel de dificultad medio, que va desde Kroscienko, pasando por Przehyba, Rytro, Hala Labowska y Jaworzyna Krynicka, hasta Krynica, les permitirá sentir la belleza de esta región. Existen puntos de alojamiento en los refugios de montaña o en hospitalarios domicilios particulares especialmente preparados.

Desde los Pienines las rutas turísticas conducen hasta los Beskides Sadecki, dividido en dos macizos por el río Poprad. En la temporada de verano se organizan en este río descensos en barca desde Piwniczna a Rytra. En los Beskides Sadecki hay más de 200 km de itinerarios de montaña con refugios. En estos montes se halla la pintoresca población de Stary Sacz, con un monasterio histórico del siglo XIII, y el balneario de Krynica, lugar preferido de pintores, músicos y cicloturistas de montaña. A los aficionados a las excursiones turísticas verdaderamente difíciles, les recomendamos los Bajos Beskides. Una bellísima ruta – desde Krynica, pasando por Mochnaczka Nizna, Regietow, Krzywa, Jasionka, Wyszowatka, Grab, Ozenna, Przelecz Dukielska, y Zyndranowa, hasta Komancza – nos lleva a través de una zona despoblada, mostrándonos una naturaleza salvaje, en medio de la cual, en los distintos valles, se hallan iglesias ortodoxas de madera, restos de antiguos poblados cubiertos por la maleza y cementerios militares del año 1915. Quienes se decidan por esta ruta, tienen que tener en cuenta que deberán pernoctar en pequeñas cabañas y en tiendas de campaña junto a los torrentes. En los centros de G¸adyszów y Siary, cerca de Gorlic, vale la pena hacer una excursión ecuestre a lomos de los pequeños caballos de la raza hucu¸y. En medio del bellísimo escenario de una naturaleza virgen, se pueden hacer excursiones todos los días, sintiendo la sensación de una extraña unión entre las montañas, el jinete y el caballo.

Información

  • 33-380 Krynica, ul. Pi¸sudskiego 8, tel. +(48-18) 471-56-54, tel./fax 471-55-13 www.krynica.pl 
  • 33-300 Nowy Sacz, ul. Piotra Skargi 2, tel./fax +(48-18) 443-55-97, www.nowysacz.pl