Página principal Gdansk El muelle de Sopot y órgano de Oliwa

El muelle de Sopot y órgano de Oliwa

Si alguien desea pasar un par de días en Gdansk, también debería visitar la vecina ciudad de Sopot, fundada a mediados del siglo XIX, denominada a veces el Monte Carlo del Norte. Desde el mismo comienzo de su historia Sopot mantuvo el carácter de balneario y lugar de descanso. En verano la ciudad ofrece una extensa gama de atracciones. Aquí hay numerosos restaurantes, cafeterías y clubes nocturnos. Después de pasar algún tiempo en la playa, le recomendamos dar un paseo por el bulevar y escuchar un concierto en la Ópera Lesna (Forestal). No obstante, lo más interesante de Sopot es su muelle, una construcción de madera que se adentra en el mar más de quinientos metros, y que tiene más de 150 años de historia. Paseando por el muelle uno puede admirar las amplias playas y el pintoresco panorama de la ciudad. Cerca de aquí, junto a la playa, está el Gran Hotel, el más grande y elegante de Sopot, levantado en los años veinte en estilo barroco, recientemente reconstruido. A mitad de camino entre Gdansk y Sopot se encuentra Oliwa, famosa en todo el mundo por el majestuoso órgano de su catedral.

Viajando desde Sopot, a pocos kilómetros en dirección oeste, está Gdynia. Esta ciudad fue construida entre los años veinte y treinta del siglo XX en un lugar donde antiguamente se hallaba una aldea de pescadores. En un principio fue una base portuaria y de astilleros de la renacida Polonia, que recuperó su independencia en el año 1918. El moderno centro de Gdynia es uno de los lugares preferidos de los habitantes de la Ciudad Triple para ir de compras. Uno puede descansar en el cercano Bulevar Marítimo, que conduce a Sopot. En Gdynia se encuentra uno de los mayores astilleros del mundo, construido en 1932.