Página principal Tradición europea y presente Polonia siempre en Europa La ruta de los cistercienses

La ruta de los cistercienses

En la segunda mitad del siglo XII llegaron a Polonia monjes franceses, italianos y alemanes de los monasterios cistercienses. Los príncipes que gobernaban aquí (el país estaba en un periodo de división en principados independientes) otorgaron a las abadías fundadas bienes terrenos. El significado de los cistercienses tenía no sólo una dimensión religiosa, esta orden, además, daba gran importancia a la actividad económica. Las abadías cistercienses divulgaban sobre todo los conocimientos relacionados con el cultivo de la tierra.

En la segunda mitad del siglo XII, se fundaron en territorio polaco algunos monasterios cistercienses, la mayoría de ellos en la Polonia Mayor, Baja Silesia y Polonia Menor. Muchos de los antiguos conventos se han conservado hasta nuestros días, aunque raramente en su forma originaria. Hoy están unidos por la Ruta de los Cistercienses.