Página principal Cocina Polaca Pastel de crema

Pastel de crema

Pocas veces sucede que una sola frase decida sobre el gran éxito de un sabroso bocado.

Cuando en el mes de junio del año 1999 Juan Pablo II se hallaba en Wadowice, su ciudad natal, se dejó llevar por una ola nostálgica de recuerdos; nadie podía suponer que precisamente estaba realizando un cambio decisivo en la historia de la repostería polaca. Bastó que recordara el sabor del pastel de crema, que él tomaba en una pastelería situada en la plaza del mercado, para que ya al día siguiente no hubiera manera de encontrar en esa población un pastel que, aunque fuese remotamente, recordara al pastel de crema, llamado desde entonces “papal”.

Henryk Podsiadly, repostero del hotel Europejski de Varsovia, recomienda dos tartitas de hojaldre, entre las cuales hay crema de nata y pudín, enriquecida con unas gotas de brandy.

La región de la Polonia Menor es el sitio más acertado para la degustación de golosinas. Las zonas fronterizas del sur incitan a pasear por los majestuosos montes Tatra. En los recorridos por esta región de la Polonia Menor no se puede omitir una visita a Cracovia, la antigua capital de Polonia. Esta es una verdadera ciudad real, llena de monumentos históricos, pero también llena de vida hasta altas horas de la noche, llena de encantadores restaurante, pequeños y grandes, pubs y discotecas, diseminados al rededor de la mayor plaza medieval de Europa.

Pastel de crema papal

Ingredientes: masa de hojaldre aplastada y después horneada, crema: 1/2 litro de leche, 4 yemas, un huevo, 100 g de azúcar, 30 g de harina de patata, azúcar en polvo, vainilla

Batir el huevo, las yemas, el azúcar y la vainilla. Hacer la crema: cocer la leche (1/4 de litro), añadir a ésta el resto de la leche fría mezclada con la harina de patata. Hervirlo todo y añadir, removiendo, la masa de los huevos. Espesarlo, calentándolo y mezclándolo bien. Enfriarlo en agua fría sin dejar de dar vueltas. Verter la masa, ya fría, sobre la masa de hojaldre, cubrir con otro trozo de masa y cubrir con azúcar en polvo.