Página principal Cocina Polaca Pierogi (Empanadillas)

Pierogi (Empanadillas)

Otras posibles denominaciones: perogi, perogy, piroghi, pirogi, piroshky o pyrohy.

La masa para las clásicas empanadillas (pierogi) se hace con los ingredientes más simples: harina, agua, huevo y una pizca de sal.

En verano, las mesas polacas se adornan con empanadillas de fruta: fresas, arándanos, cerezas... El plato común de los polacos son las empanadillas con requesón endulzado, enriquecidos a veces con algunas pasas. En la sopa de remolacha roja flotan unas pequeñas empanadillas, hechas con esmero, llamadas uszki (orejitas). Las empanadillas de Zmudz, mucho más grandes, que se sirven en la región de Suwa?ki, contienen, por lo general, un relleno de setas del tipo robellón. Las llamadas “rusas”, hechas con requesón, cebolla y patatas cocidas, son muy apreciadas en la región de la Polonia Menor.

Sin embargo, la mayor “estrella” descubierta para la gran mayoría de los que vistan Polonia son las tradicionales empanadillas de repollo y setas. De la misma masa, se cortan con un vaso las tartitas aplanadas, se rellenan con las setas y la col cocidas y picadas, las doblamos por la mitad y pegamos los bordes con los dedos en la forma característica de media luna. El sabor natural del relleno se acentúa con una pizca de sal y pimienta negra.

La empanadillas tienen un sabor delicioso en cualquier rincón de Polonia. Una buena elección para pasar una “vacaciones con empanadillas” es la región de Podlasie. El tipo de descanso en actividad propuesto a los visitantes de esta región requiere una cocina nutritiva y rica en calorías.

Empanadillas de col y setas

Ingredientes: masa: 350g de harina, un huevo y 1/8 de litro de agua, 800 g de col, 200 g de setas secas (cocidas), 50 g de cebolla, sal, pimienta negra, aceite, verdura para adornar

Cocer la col y dorar la cebolla. Picar muy fino la col junto con las setas y la cebolla. Echar sal y pimienta negra. Aplastar con rodillo la masa, cortar de ella pedazos en forma de círculo, poner sobre ellos el relleno y pegarlos. Cocer las empanadillas en agua salada y después freírlas ligeramente. Servir calientes con la guarnición.