Página principal República de Polonia Presidente de la República de Polonia

Presidente de la República de Polonia

Los jefes de estado viajan a menudo. Durante las visitas oficiales se encuentran con otros políticos en muchos lugares del mundo. También conocen mejor su propio país. En el transcurso de mis casi siete años de mandato como presidente he visitado casi todos los municipios polacos, y con seguridad todos los distritos administrativos. Observo mi país desde los más diversos puntos de vista como mínimo una, dos, e incluso más, veces a la semana. Cuando mi escaso tiempo libre me lo permite, soy también turista. Un turista enamorado de su propio país. Desde hace años mis vacaciones de verano las paso exclusivamente en la costa polaca. Y aunque conozco el mundo, sé que en ninguna parte existen playas tan bellas, con el color cambiante de las aguas del Báltico, como las de Mierzeja Helska.

Si el presidente dispone de un corto fin de semana, descanso, junto con mi familia, en los bosques cercanos a Varsovia. Esto también es muy hermoso. Los paseos a pie o en bicicleta, la extraordinaria belleza de la naturaleza y los monumentos poco conocidos me producen una enorme alegría. Polonia, vista desde la perspectiva de una persona que busca el descanso o lugares interesantes para visitar se presenta como un verdadero Eldorado turístico. Podría hablar mucho sobre la belleza de cada una de las regiones geográficas e históricas de mi país. Mencionar los lugares conocidos en todo el mundo, como Cracovia o la irrepetible región lacustre de Masuria, y esos otros que no han sido descubiertos a fondo por el turista, como los Bieszczady, la región de Roztocze, en la provincia de Lublin, o Zamosc. Sin embargo, lo mejor será si simplemente invito a Polonia a todos aquellos que quieran ver lugares nuevos, excepcionales, los cuales, con seguridad, quedarán en su memoria.

Les invito a Polonia a una extraordinaria aventura turística.