Página principal Gdansk Visita a un museo al aire kibre de Kaszuby o al castillo de los caballeros teutónicos de Malbork

Visita a un museo al aire kibre de Kaszuby o al castillo de los caballeros teutónicos de Malbork

Los alrededores de esta aglomeración urbanística es una de las regiones turísticas más interesantes de Polonia. En el norte, al otro lado de la Bahía de Gdansk, se extiende la Península de Hel. Aquí hay pueblos de pescadores con bonitas playas: Chalupy, Kuznica, Jastarnia, y Jurata. Entre la Ciudad Triple y la Península de Hel se halla de Puck, pintoresca localidad costera y puerto pesquero. Debido a las estupendas condiciones de navegación que posee la Bahía de Gdansk, sus aguas son lugar de competiciones deportivas a nivel mundial, en las que participan los aficionados a la navegación y el windsurfing. En la cercana población de Rzucewo, situada a orillas de la Bahía de Puck, hay un hotel, instalado en un palacio neogótico, rodeado de un bello parque. Otras regiones de interés en los alrededores de la Ciudad Triple son Kaszuby y Zulawy Wislane.

Kaszuby es una región boscosa con numerosos lagos y ríos, con un valor natural excepcional. Bytow, con su castillo teutónico, Koscierzyna y Kartuzy son ciudades características de la Región Lacustre de Kaszuby, que se extiende hacia el suroeste de Gdynia. El turista encontrará aquí numerosos hoteles y casas privadas, que ofrecen alojamiento a un precio módico. En el museo al aire libre de Wdzydze Kiszewskie se exponen antiguas casas rústicas con sus típicos interiores. Todos los años, en el mes de julio, se celebra aquí una tradicional feria. Comida regional, juegos y música, así como los productos de artesanía, atraen aquí a numerosos visitantes. Las tierras de Zulawy, situadas bajo el nivel del mar, en la desembocadura del río Vístula, fueron cultivadas hace siglos por colonos holandeses. Las casas de esta región conservas sus propias características arquitectónicas, con molinos de viento y pequeñas iglesias rurales.

En el cercano municipio de Malbork se puede visitar el famoso castillo de los Caballeros Teutónicos. Esta fortaleza del siglo XIV fue durante siglo y medio la capital del estado de la Orden y residencia del Gran Maestre de la Orden Teutónica. Hoy alberga un museo. Aquí se organizan espectáculos de tipo „luz y sonido”, así como torneos medievales. Los aficionados a la técnica y la ingeniería pueden hacer una excursión por el Canal de Elblàg, construido en el siglo XIX, donde los barcos navegan utilizando un sistema de rampas.